¿Tiene cucarachas en casa?

Que usted tenga una plaga de cucarachas en casa es algo corriente en Madrid. Le puede pasar a cualquiera. Donde decimos casa, puede decir usted igualmente local comercial o nave industrial. Las cucarachas aparecen casi por arte de magia en lugares de exquisita limpieza y en zonas extremadamente sucias. Si ve una cucaracha, póngase manos a la obra cuanto antes porque una plaga incontrolada puede provocar indirectamente síntomas graves de salud como alergias, asma, salmonelosis y gastroenteritis más o menos severa.

Nunca pican, sin embargo la literatura médica recoge bastantes casos más que preocupantes de enfermedades asociadas a este peculiar insecto, pero nunca transmitidos de forma directa por las cucarachas, de lepra, cólera, tifus y disentería. Las bacterias que va trasladando en sus cuerpos, piel, patas y boca viajan de alimento en alimento y pueden ser agentes patógenos de problemas digestivos, neumonías, amigdalitis y meningitis en neonatos. Por tanto, las plagas de cucarachas son cosa muy seria. Y darles la batalla para erradicarlas por completo requiere esfuerzos altamente especializados.

Las cucarachas prefieren espacios húmedos, aprovechando todo tipo de agujeros o grietas en techos, paredes y suelos. Alcantarillas, desagües, tuberías y contenedores de basura suelen ser también áreas donde su modo de vida prolifera con cierta facilidad. Podrían llegar a su casa desde las antípodas por avión o barco. Viajan incluso aferrándose a los hilos del tendido eléctrico. Otra vía para hacerse fuertes en su hogar es a bordo de su maleta, bolso, mochila o muebles y todo tipo de enseres que entren en su domicilio (¡ojo con las mudanzas!).

Los expertos afirman que las cucarachas escogen antes hábitats de madera o cartón que de metal u otro material sintético. Un cúmulo de heces puede asimismo ser un hogar apetecible para las cucarachas. Lo normal o habitual, salvo raras excepciones, es que las cucarachas no se dejen ver a plena luz del día; si esto sucede, estamos ante un problema grave, casi con toda certeza, puede tener hasta una ciudadela de ¿decenas?, ¿cientos?, ¿miles?, de estos singulares huéspedes indeseables.

 

Consejos para declararles la guerra

La primera recomendación es que usted contacte a la mayor brevedad posible con profesionales en eliminación de cucarachas, para que el asunto no se le vaya de las manos y desborde sus capacidades domésticas. Tras un análisis visual ellos le dirán qué hacer y cómo exterminar a estos diminutos enemigos de una manera totalmente segura y garantizada sanitariamente.

No obstante lo dicho, le sugerimos algunas acciones para mitigar su problema:

  1. Guarde las sobras alimentarias en recipientes herméticamente cerrados.
  2. Selle con silicona o tape con masilla de albañil o pintura recovecos y hendiduras de toda clase.
  3. No deje grasas, restos de cremas o agua estancada en baños, WCs, pilas de fregar y lavabos.
  4. Localice los focos con cinta adhesiva o señales indelebles.

 

Según estadísticas oficiales, los distritos con mayor incidencia de cucarachas en Madrid son Usera, Moncloa-Aravaca, Latina, Hortaleza y Carabanchel. Densidades altas de población son factores que se correlacionan con la mayor presencia de colonias de cucarachas, si bien no existen estudios definitivos al respecto. Las cucarachas se mueven con absoluta naturaleza siguiendo pautas aún no descifradas por completo.

Las tres especies más comunes en Madrid son, por orden de más a menos, la cucaracha negra, también llamada oriental (que llega a medir hasta 2,5 cm), la cucaracha rubia, alemana o del café (que no supera el centímetro y medio de largo) y la cucaracha americana (la más grande de todas, que puede alcanzar hasta los 5 cm). Esta última especie, al parecer, se introdujo en Madrid por el Parque de las Avenidas, barrio en el que tradicionalmente viven muchos empleados de líneas aéreas por su proximidad con el aeropuerto de Barajas.

Una curiosidad: como tal, las cucarachas blancas no existen como especie, solo presentan esa tonalidad en su fase de crecimiento, a los dos días como adoptan su color definitivo, negro o marrón la mayoría de las veces. Las cucarachas tienen una esperanza de vida de uno a dos años y en ese periodo pueden poner hasta 300 huevos de promedio.

 

Entre el mito y la realidad

  • Las cucarachas viven en el planeta Tierra desde hace 300 millones de años. Existen alrededor de 4.000 especies distintas aunque en plagas de domicilios no se han detectado más de una treintena de ellas.
  • Son extraordinariamente veloces, pudiendo alcanzar en condiciones idóneas una velocidad de 1,5 metros por segundo (320 km a la hora).
  • Cuando la comida escasea en colonias muy numerosas, el canibalismo se da con cierta frecuencia. Habitualmente se alimentan, indistintamente, de materia orgánica e inorgánica.
  • No respiran por la boca sino a través de espiráculos distribuidos por su piel. Por esa razón se conocen casos de cucarachas decapitadas por accidente o por ataque de otras especies que han sobrevivido durante una semana completa. Algunos zoólogos han observado que pueden mantenerse vivas bajo el agua sin respirar hasta 30 minutos seguidos.
  • En experimentos científicos se ha comprobado que ante la carencia de machos cucarachas hembras se reproducen sin participación de machos, esto es, por partenogénesis (sin fecundación externa del óvulo).
  • Se dice, aunque no hay pruebas concluyentes que lo avalen, que a las cucarachas no les afectan las radiaciones nucleares. Lo cierto es que tras las explosiones atómicas de Hiroshima y Nagasaki se vieron cucarachas campar a sus anchas entre tanta muerte y destrucción.
  • Son insectos carroñeros y reservorios de miles de bacterias.

 

No cabe duda alguna de que en Occidente las cucarachas no son bien recibidas, no nos gusta tener cucarachas en casa. Sin embargo, en China se las comen fritas siendo un manjar bastante apreciado en su vasta cultura culinaria. Es más, la producción de cucarachas en granjas especializadas supera los 6.000 millones de animalitos al año. Además, desde tiempos inmemoriales, debidamente trituradas y convertidas en polvo, la esencia de cucaracha es utilizada en la medicina tradicional china como tratamiento contra algunas afecciones pulmonares, en procesos estomacales ulcerosos, para aliviar síndromes gastrointestinales y actualmente para optimizar el rendimiento físico de atletas y deportistas en general. Cada cultura tiene sus costumbres.

Si usted vive en Madrid y las cucarachas han invadido su domicilio, su oficina o su tienda, recuerde este nombre, Control de plagas Madrid Secopla. Solucionaremos su problema inmediatamente.

Abrir chat